Jovén de 14 años capturado como presunto asesino de la niña Franyelis

La información corrió como pólvora; al parecer, en horas de la tarde de este miércoles, funcionarios de la Policía Municipal de San Diego en el estado Carabobo, capturaron al presunto asesino de Franyelis Raquel Veliz Rodríguez, de cinco años de edad, la niña de Tronconero, en Guacara.

La pequeña Franyelis

Los efectivos de dicha institución policial dieron con el adolescente de 14 años de edad, gracias al contacto con las comunidades organizadas; algunas personas ofrecieron importante información sobre la presencia en diferentes lugares de ese municipio del principal sospechoso del asesinato de la niña.

“Es Raúl, hermanastro de la pequeña víctima”, por lo que inmediatamente se ejecutó el procedimiento de aprehensión.

El lunes 24 de octubre, fue hallado el cadáver de Franyelis, en un pozo séptico que tenía una profundidad de aproximadamente 5 metros en el sector Tronconero.

La menor presentaba signos de abuso sexual y múltiples heridas por arma blanca en diferentes partes del cuerpo.

Raúl, es considerado el presunto criminal; de acuerdo a versiones del caso, el hermanastro de Franyelis aprovechó que algunos familiares dormían y otros disfrutaban del licor y la música para cometer el atroz acto.

El hermanastro de la niña de 5 años, principal sospechoso del crimen

En la madrugada, la madre de la criatura comenzó a preguntar por su hija y se inició la búsqueda. Raúl se unió al grupo que rastreaba por todas partes para dar con la chiquilla.

Sería el adolescente quien en medio de la angustia de familiares y amigos diría: “por qué no buscábamos en el pozo séptico”.

El presunto asesino en medio de la búsqueda de la niña planteó buscar en el pozo séptico

El comentario de Raúl levantó la suspicacia entre las personas que lo escuchaban, incluso, quienes lo veían en esos instantes ya habían comenzado a sospechar de él, porque apareció en el sitio recién bañado; ya vestía una bermuda de jeans blanca y no los pantalones que tenía horas antes.

El olfato de que él sabía algo cobró más fuerza, cuando hizo referencia de buscar en el sitio donde al fin y al cabo hallaron a la víctima; la guinda al pastel la colocó, cuando desapareció entre todos antes de que llegaran los cuerpos policiales.

Raúl, el principal sospechoso del crimen de su hermanastra, está por el momento detrás de las rejas; sabe que las siguientes horas después de su captura serán una pesadilla, aunque nunca similares a los últimos minutos o segundos que pasó la niña. Posiblemente, su hermanastro fue el último que la vio con vida.

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *