Felix, primer hombre en recibir un trasplante doble de brazos y hombros

Mundo 24 de mayo de 2022 Por Héctor González
Felix Gretarsson perdió sus extremidades superiores tras electrocutarse en 1998. 20 años después, ahora puede abrazar a su familia.
P53G2PMZMFCYZPS2PR56GCJSJE

Felix Gretarsson, oriundo de Islandia, sufrió la amputación de sus extremidades superiores tras electrocutarse en el trabajo en 1998. Más de dos décadas después, decidió someterse al primer trasplante doble de brazo y hombro del mundo.

La intervención de 15 horas ocurrió en enero de 2021. Ahora, 16 meses después, el francés de 49 años mostró una increíble y rápida recuperación: puede hacer ejercicio en el gimnasio y abrazar a su familia.

 
A través de su cuenta de Instagram, Felix cuenta sobre su historia de vida, muestra su proceso de recuperación y da conferencias. En sus últimos posteos, comunicó que se siente mejor y cada vez maneja mejor sus brazos.


LA HISTORIA DE FELIX GRETARSSON

Felix, electricista de profesión, tenía 25 años cuando perdió ambos brazos tras recibir una descarga eléctrica de 11.000 voltios cuando estaba efectuando una reparación en 1998. En Francia, le obligaron a amputarle ambas extremidades luego del accidente.

Luego de 23 años, se sometió al trasplante. Sin embargo, lo que sorprendió al mundo no fue solo la hazaña médica, si no la velocidad con la que Felix logró controlar sus brazos.

Según le habían informado los médicos, los nervios luego del trasplante crecerían en promedio un milímetro cada día, por lo que se esperaba que al menos a un año de la cirugía se encontraran con los codos.

Para sorpresa de los cirujanos y su familia, a los seis meses de la intervención Felix podía mover los codos mientras estaba en el agua. Además, a los nueve meses ya podía mover los dedos, lo que no se esperaba hasta dos años después de la cirugía.

Ahora, Felix logra lavarse los dientes, levantar pesas en el gimnasio, lanzarle pelotas a su perro y, lo más importante, abrazar a su familia.

 La primera vez que Felix pudo sostener a su nieto. (Facebook Felix Gretarsson)

“En algún momento sientes que estás listo para hacerlo. El movimiento comienza a llegar, pero no hay fuerza al principio, solo una pequeña fracción de nervios en el músculo para que pueda contraer los músculos hasta cierto punto”, explicó Felix a DailyMail.

También contó sobre su rutina en el gimnasio: “no estoy aumentando mucho de peso, sino tratando de aumentar los músculos y al mismo tiempo aumentar los nervios”.

 
Por último, Felix expresó que es “indescriptible” lo que sintió al abrazar por primera vez a sus nietos “después de verlos llorar como bebés pequeños y no poder sostenerlos”.

Héctor González

Lcdo en Comunicación Social. Director del Periódico Digital NoticiasHG360, Redactor y Periodista de Noticias Digital alfayaracuy.com. Locutor y Gerente en Radio Montaña 107.1 FM "Sin Límites". Programa: "Aquí es donde está el sabor", lunes a viernes de 5pm a 7pm.

Te puede interesar