Gobierno venezolano busca dólares de manera desesperada con los impuestos

Economía 05 de febrero de 2022 Por Noticiashg360 (Héctor González)
La reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, aprobada el jueves 3 de febrero en segunda discusión por la Asamblea Nacional de 2020, tendrá un impacto negativo no solo para las empresas, sino también para las personas naturales. La norma, que aún no está publicada en Gaceta Oficial, establece el cobro de impuestos de hasta 20% en las transacciones con dólares y criptomonedas diferentes al petro.
Foto Archivo

De acuerdo a economistas como José Guerra, quien señala que el gobierno de Maduro pretende generar ingresos en divisas de una manera desesperada porque necesita gastar en dólares.

Expertos estiman que más de 65% de las transacciones en el país ocurren en moneda extranjera y que en el sector privado se supera esa cifra.

“Las transacciones en dólares se han incrementado de manera apreciable y ellos quieren tomar una parte de ese monto que se está transando para disponer e incrementar su nivel de gastos en divisas, que ahora no lo pueden hacer porque no están exportando el petróleo que Venezuela exportó en el pasado. No obstante que los precios no han sido muy favorables. Básicamente es un asunto fiscal, quieren gastar más sacándole plata a la gente de los bolsillos”, expresó Guerra.

¿Impulsar el uso del bolívar?

En el chavismo se ha afirmado que con la reforma de la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras se pretende recuperar la economía, dar mayor incentivo y confianza al uso del bolívar y que “el Estado reciba los dólares que se embolsillan los ricos y los grandes comerciantes”, como lo afirmó Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional de 2020.

Pero la norma no solo afecta a las grandes empresas, sino también al ciudadano común.

Se desestima además que con la reforma se dé impulso al bolívar y recordó que las transacciones en moneda nacional se incrementan cuando la gente prefiere usarla, y eso está directamente vinculado a la inflación. “El venezolano no tiene bolívar actualmente, justamente por la hiperinflación que acabamos de sufrir, y no creo que esta medida vaya orientada a facilitar las transacciones en bolívares”, afirmó el diputado.

Una postura confiscatoria

El director de Olmos Group Venezuela expresó que el Ejecutivo nacional asume una postura confiscatoria al gravar las operaciones financieras en dólares y en criptomonedas, más allá de incentivar el uso del bolívar.

Los impuestos, subrayó, suponen un “golpe al bolsillo” de los venezolanos.

“Hay que reconocer que las divisas han solventado parte de los problemas de efectivo, de las reservas de valor y de los ahorros de todos en el país. También los criptoactivos, en cierta medida. Tomar esta decisión es tratar de privilegiar un medio de pago sobre otro”, expresó.

Te puede interesar